fbpx

Respiración consciente versus pranayama

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Existe alguna diferencia entre la respiración consciente y el pranayama?

Las técnicas de respiración que practicamos en Yoga tienen un montón de beneficios a nivel físico-energético y psicológico, pero son solamente el primer paso en el desarrollo de la práctica de pranayama.

El pranayama significa ante todo, el control del prana o la energía sutil que se mueve a través del cuerpo energético (pranamaya kosha). Para practicar pranayama en el sentido real de la palabra, primero es necesario despertar tu capacidad de percibir y sentir el prana en el cuerpo sutil (chakras, nadis, vayus etc.).

Una vez que despiertes esta capacidad en ti (todos los seres humanos la tenemos, a veces en estado latente), la progresión natural es empezar a canalizar y dirigir el prana con intención, según tus objetivos.

  • El Prana es la fuerza vital, la energía que anima todo el Universo y la vida de un ser humano.
  • La respiración es solamente uno de los vehículos a través de los cuales el ser humano absorbe prana.
  • El Prana existe en el Universo, en la energía de la Luna y el Sol, en tus pensamientos, en tus alimentos, en el aire, etc.

Las técnicas de respiración, en primera fase, te ayudan a oxigenarte, liberar tensiones, calmar la mente, lidiar con emociones difíciles y activar tu sistema nervioso simpático o parasimpático, dependiendo de las técnicas que practiques.  

Por otro lado, la capacidad de sentir realmente el prana y canalizarlo en una determinada dirección es un proceso que requiere paciencia, constancia y determinación.

Si perseveras a la hora de aplicar diferentes técnicas de respiración, poco a poco aumentarás tu capacidad de percibir las energías sutiles que se mueven en tu ser, adquiriendo cierto grado de control o maestría sobre estas energías.

¿En qué situaciones puedes practicar pranayama?

  • Cuando quieres elevar tu nivel general de energía y vitalidad
  • Si sientes dolor en cierta zona del cuerpo, puedes dirigir el prana directamente a la zona afectada
  • Si necesitas mejorar tu inmunidad o realizar un proceso de détox físico-energético  
  • Si deseas acceder a estados emocionales expansivos o elevados
  • Cuando quieres calmar tu mente, reducir el estrés o mejorar tu concentración  
  • En los procesos de manifestación, cuando mentalizas algo y quieres que cobre vida rápidamente
  • Si quieres trabajar en la activación o el reequilibrado de un determinado chakra (centro energético) o vayu (corriente energética)
  • Si deseas aumentar tu percepción extrasensorial
  • Si te interesa potenciar tu proceso de evolución espiritual a través de la energía Kundalini

¿Cuándo no puedes practicar pranayama?

  • Si te encuentras en un ambiente muy contaminado (ej: cuando estás cerca de un coche que emite mucho gas)
  • Si fumas, está completamente prohibido practicar pranayama (en el caso de un fumador, los nadis se “obstruyen”, es decir, se tapan y es necesaria una intensa purificación antes de empezar a movilizar energía a través de la práctica de pranayama)
  • Durante la niebla o por la noche, la cantidad de prana es más baja, así que es ideal practicar durante el día.
  • Si estás en un estado de nerviosismo extremo, ataque de pánico o shock emocional, es mejor calmarte respirando profundamente durante 10 minutos, sin alterar el ritmo de respiración con pautas específicas.
  • Si padeces enfermedades o condiciones específicas, es mejor consultarlo primero con tu doctor (existen pranayamas más intensos, como Bhastrika, que tienes ciertas contraindicaciones, por ejemplo, problemas en el aparato digestivo).
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Responsable: Laura Serghiescu. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign suscrita al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Encontrarás más información en la Política de Privacidad