fbpx

¿Cómo salir del ruido mental y enraizarte en el momento presente?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Has sentido alguna vez que tu mente se descontrola y el ruido mental se apodera de ti?

¿Qué piensas y analizas demasiado las experiencias, lo que termina generándote estrés, preocupación excesiva o la sensación de estar bloqueada en un círculo mental sin salida?

A lo largo de los años, he comprendido que la mente es un instrumento maravilloso en nuestro camino de auto-realización personal y espiritual, siempre y cuando tengamos muy presente cuál es su lugar y su función.

Cuando vivimos en la completa identificación, olvidamos este pequeño detalle y empezamos a atribuirle a la mente responsabilidades que no le corresponden…

Muchas veces, esto nos lleva a sufrir, a vivir desconectados, rechazando lo que el momento presente tiene para nosotros y luchando contra la vida, en vez de fluir y abrazar cada experiencia con asombro, frescura y ecuanimidad.

Hoy quería compartir contigo 3 métodos instantáneos para salir del ruido mental y enraizarte en el momento presente, el único lugar en el que podemos experimentar la verdadera libertad interior del SER.

¡Vamos a por ello!

Práctica 1: Enraízate como un árbol

El ruido mental excesivo está asociado con un exceso del elemento aire (vayu tattva). Conectar con la Tierra de forma consciente nos permite activar la energía del elemento tierra (prithivi tattva) en nuestra estructura cuerpo-mente y enraizarnos en la experiencia del instante presente.

Siéntate en una silla o levántate de pie, manteniendo tu columna vertebral erguida y los pies muy firmes en el suelo.

Coloca la palma de la mano derecha sobre la cabeza, en la zona de la coronilla (a nivel sutil, esto nos ayuda a disminuir la energía mental excesiva y canalizarla hacia la Tierra).

Imagina que de tus pies crecen raíces muy fuertes que te conectan con el centro de la Tierra.

Empieza a respirar de forma consciente:

  • Al inhalar: visualiza como absorbes energía nutritiva de la Tierra y la acumulas en tu corazónParte inferior de las piernas
  • Al exhalar: visualiza como liberas todas tus preocupaciones y tensiones, entregándoselas a la Madre Tierra.

Sigue respirando así durante 5-10 minutos.

Práctica 2: Escanea el cuerpo

El ruido mental excesivo nos desconecta del cuerpo físico.

Para salir de este estado, a veces basta con dirigir nuestra atención de forma consciente desde el plano mental hacia el cuerpo físico.

Una forma muy fácil de hacerlo, es escaneando el cuerpo físico con detenimiento, desde los pies hasta la cabeza (esta práctica es la base de varios caminos meditativos orientales).

Siéntate cómodamente en una silla o acuéstate boca arriba y empieza a tomar consciencia de cada parte de tu cuerpo, sintiendo su peso, sus límites físicos y las sensaciones presentes allí.

Mantén tu atención en cada parte del cuerpo durante 20-30 segundos con la intención mental de relajarla y al finalizar toma 3 respiraciones muy profundas antes de volver.

Puedes utilizar las siguientes zonas principales como referencia:

  • Pies y tobillos
  • Parte inferior de las piernas
  • Rodillas
  • Muslos
  • Pelvis y glúteos
  • Abdomen y espalda inferior
  • Torso y espalda superior
  • Hombros
  • Brazos
  • Codos
  • Antebrazos
  • Muñecas y manos
  • Cuello y nuca
  • Cabeza y cara

Manteniendo tu atención durante 20-30 segundos en cada punto de referencia, en 5-10 minutos habrás completado la técnica.

Práctica 3: Activa tus sentidos

Cuando estamos inmersos en el ruido mental excesivo, normalmente desconectamos del entorno inmediato.

¿Te ha pasado alguna vez caminar por la calle en piloto automático mientras que tu mente viaja a otros lugares y espacios remotos? ¿Encontrarte en un lugar físicamente y estar en otro mentalmente?

Seguramente sí…

Tomar consciencia de la percepción sensorial inmediata es otra técnica que logra sacarte del plano mental de forma casi instantánea.

Para realizar esta práctica, puedes optar por activar un solo sentido (es más fácil) o todos a la vez.

Estés en donde estés, empieza a dirigir tu atención de forma consciente hacia:

  • los sonidos presentes en el entorno inmediato
  • los objetos que te rodean, el piso debajo de tus pies, la silla o la cama en la que estás sentado
  • el aire que te rodea, tocando tu piel o el tacto de tu mano sobre algún objeto externo o incluso tu cuerpo físico
  • los olores presentes en el ambiente

Esta práctica te permite anclarte en la consciencia del observador y tomar consciencia de una de las funciones principales de la mente: manas – la función de percibir y procesar los estímulos que nos llegan del exterior.

¡Espero que te haya servido y te invito a compartir en los comentarios cuál ha sido tu experiencia al practicar estas técnicas!

🙏🥰💖

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

8 comentarios en “¿Cómo salir del ruido mental y enraizarte en el momento presente?”

  1. Lindo día Laura 🙌☀️
    Me gustó mucho la práctica número uno, las otras dos si las conocía.
    Solía conectarme con el elemento tierra bastante antes de la pandemia porque todos los días visitaba algún parque. Ahora que no es tan seguido, visualizaré más el sentirme un árbol y haré la práctica número uno.
    Gracias.
    Muy bonito blog.
    Bendiciones, cariños y flores.
    Namaste.

    Responder

Deja un comentario

Responsable: Laura Serghiescu. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign suscrita al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Encontrarás más información en la Política de Privacidad