fbpx

Actitudes esenciales para una práctica exitosa de meditación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hola alma de luz,

En este post quiero compartir contigo una serie de actitudes esenciales que te ayudarán a consolidar una práctica exitosa de meditación.

Muchas personas terminan renunciando a esta práctica tan poderosa simplemente porque no se acercan a la práctica con la actitud adecuada y eso termina saboteando sus intenciones.

¡Empecemos!🥰

Actitud 1: Gentileza, compasión y amor hacia uno mismo

El simple hecho de realizar tu práctica diaria de meditación, es un éxito en sí y un motivo para celebrar.

No rechaces lo que surge durante tu práctica, no juzgues tu falta de concentración, y no pretendas eliminar tus pensamientos.

Simplemente sé compasivo contigo mismo, entrégate a la experiencia y celebra tu compromiso.

Actitud 2: Paciencia y rendición

La práctica no es un proceso linear, tiene sus subidas y bajadas, y las bajadas no significan que estás retrocediendo.

No te esfuerces porque en realidad, no hay nada que conseguir. La meditación es una invitación para descansar en la experiencia de SER.

Si pasas una hora en el pensamiento discursivo sin poder concentrarte, está bien. Es parte del proceso.

Simplemente suelta el control y se paciente contigo mismo. 

Actitud 3: Asombro, curiosidad, y apertura

A veces tu mente se aburrirá tremendamente al realizar la misma técnica una y otra vez. La naturaleza de la mente es aburrirse rápido y buscar otro estímulo, otra experiencia, otra distracción.

Mantén una actitud de asombro y apertura y ten en cuenta que, aunque practiques la misma técnica ¨aburrida¨ una y otra vez, cada experiencia y cada momento es diferente y puede sorprenderte.

En cualquier instante, puedes tener una experiencia mística o un estado profundo de non-dualidad que cambia por completo tu percepción y tu vida.

Actitud 4: Determinación para quedarse, pase lo que pase

Habrá situaciones cuando tu mente tratará de convencerte de que no es el momento para meditar o que tienes cosas más importantes que resolver. Eso no es cierto, es solamente una resistencia de la mente.

Si intencionas meditar 30 minutos, quédate ahí, aunque tu mente piense en el almuerzo o en las tareas que tienes pendientes y en mil cosas más. Quédate, eso es parte del proceso.

Actitud 5: Aceptación de la sombra

Mientras más meditas, más impurezas salen de tu subconsciente y tu inconsciente, volviéndose conscientes. Cuando expandes tu percepción, empiezas a ver cada vez más claro tanto tu luz, como tu sombra.

Ver tu sombra, ver tu miedo, ver tu rabia, ver tu tristeza, ver tu frustración, ver tu impotencia, ver tu falta de honestidad, ver tu impaciencia, ver tu apego, ver tu afán de control es muy incómodo, pero también es necesario para poder avanzar hacia el siguiente nivel.

Abraza todo eso, y recuerda que tu esencia va mucho más allá de las emociones que sientes en un determinado momento.

Actitud 6: Desapego de los resultados

Es muy fácil caer en la búsqueda, perseguir estados místicos y crear un montón de expectativas acerca de cómo debería ser tu práctica. 

Todo lo que tenga que llegar, llegará en su debido momento.

Recuerda que no hay nada que perseguir y ningún objetivo por alcanzar.

La meditación no es un quehacer, es un espacio para descansar en la profundidad de tu ser.

Actitud 7: Sentido del humor

Habrá momentos durante la práctica, cuando tendrás la impresión de que tu mente está completamente descontrolada y no pasa nada.

Acuérdate de la metáfora de la mente mono que salta de aquí para allá y aprende a reírte de ella. 

Actitud 8: Ecuanimidad, neutralidad y aceptación de lo que es

En meditación, a veces surgirán cosas agradables, y otras veces cosas no tan agradables.

Si las impresiones que surgen son positivas, perfecto, no tienes que acelerarte. Si son negativas, perfecto, no tienes que molestarte. Déjalas ir y venir.

Observa la experiencia desde la ecuanimidad y recuerda que ambos polos de la experiencia son igual de válidos.

Actitud 9: Liberación de la necesidad de comprender

No necesitas comprender conceptualmente lo que ocurre en el proceso de meditación (aunque eso puede ayudar hasta cierto punto en el camino).

Con el simple hecho de realizar tu práctica, el trabajo interno ocurrirá también y sin que te des cuenta, tu mente empezará a purificarse de las impresiones que te condicionan.

Lo único que se requiere de ti, es que seas constante.

Actitud 10: Devoción y confianza plena

Acércate a tu práctica con una actitud de devoción frente al principio Divino que se manifiesta a través de tu vehículo humano, llamémosle Dios, Consciencia, Fuente, Totalidad o como sea.

Mantener esta actitud de devoción te permite confiar plenamente en lo que estás haciendo y tener la certeza de que tu práctica funciona y hace su trabajo, aunque tú no entiendas siempre el cómo.

Espero que esto te inspire para seguir profundizando en el camino maravilloso de la meditación.

Si te ha sido útil, te invito a compartir la información con otras personas.

Namaste🙏😍

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Responsable: Laura Serghiescu. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign suscrita al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Encontrarás más información en la Política de Privacidad