fbpx
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Gran parte del trabajo que realizamos en la práctica de Tantra Yoga, Hatha Yoga y Kundalini Yoga está enfocado en equilibrar las polaridades energéticas dentro de nuestro sistema.

La ley de polaridad es un principio universal que rige tanto la creación que vemos alrededor, como nuestro universo interior.

Constantemente oscilamos entre pares de opuestos: emociones y pensamientos contradictorios, estados de ánimo opuestos, nivel de energía alto o bajo, etc.

Cuando vez que estas oscilaciones se polarizan hacia los extremos, salimos de nuestro centro y la pasamos mal.

Los desequilibrios lunares-solares, yin-yang o femeninos-masculinos nos afectan tanto a nivel fisiológico y energético, como a nivel psicológico.

Cada persona, dependiendo de sus circunstancias individuales y su configuración va a experimentar estos desequilibrios en diferentes planos: físico, energético, emocional, o mental.

 A nivel físico-energético, los desequilibrios de polaridad pueden generar disrupciones en la actividad de los sistemas funcionales del organismo (circulatorio, digestivo, inmunológico, etc.).

Por ejemplo:

  • un exceso de energía masculina puede exacerbar la actividad del hemisferio izquierdo del cerebro y el sistema nervioso simpático (respuesta lucha o huida), manteniéndote en una carrera sin fin y sin pausa marcada por la ansiedad, la preocupación, el estrés, la competición y el piloto automático
  • un exceso de energía femenina puede exacerbar la actividad del hemisferio derecho del cerebro y activar el sistema nervioso parasimpático, empujándote hacia un estado de relajación que fácilmente se puede convertir en pasividad evolutiva si se lleva al extremo

A nivel psicológico, los desequilibrios de polaridad pueden generar mucha tensión y conflictos internos entre las diferentes partes o personajes que funcionan dentro de tu psique.

Algunas partes reflejan arquetípicamente temas asociados con la energía femenina (intuición, nutrición emocional, contención, poder de atracción, receptividad, fluidez, sensibilidad, seguridad, subjetividad etc.), mientras que otras partes reflejan arquetipos asociados con la energía masculina (lógica y razón, acción, dinamismo, desapego, foco en metas y resultados, objetividad etc.).

Cada polaridad se manifiesta en forma de arquetipos opuestos o complementarias. Podemos asociar la energía femenina con los arquetipos del elemento agua y la tierra y la energía masculina con los elementos fuego y aire.

Si desglosamos esto un poco más, comprendemos que cada estado emocional que vivimos refleja ya sea la polaridad lunar o solar, siendo teñido por la energía de un determinado elemento (por ejemplo, la rabia es una emoción yang asociada con el fuego, mientras que la tristeza es una emocion yin asociada con el agua).


En Tantra Yoga, existen diferentes mapas energéticos que parten del principio básico de polaridad y luego se ramifican adquiriendo más complejidad.

En la práctica, estos mapas nos sirven como guía a la hora de equilibrar las oscilaciones entre dos polos opuestos de una determinada energía.

Al disminuir la brecha entre las manifestaciones más extremas de una energía, logramos reconciliar las dos polaridades y llegar a un punto de mayor equilibrio.

Mientras estemos encarnados en este plano dual, las polaridades seguirán rigiendo nuestra existencia, pero una vez realizado el trabajo interior, sabremos como navegar estas oscilaciones con más fluidez y aceptación y con menos intensidad.

En esencia, la práctica nos lleva una y otra vez hacia el punto de equilibrio interior perfecto.

Cada vez que tocamos y experimentamos ese punto y el estado de consciencia asociado, nuestra capacidad de vivir centrados aumenta un poco más y a través de esa ecuanimidad interna, trascendemos el juego de polaridades.

Si te apetece explorar en profundidad la dimensión energética de tu practica de Yoga, te invito a mi Curso de Kundalini Yoga y Meditación.

QUIERO SABER MÁS

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Responsable: Laura Serghiescu. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign suscrita al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Encontrarás más información en la Política de Privacidad